16 febrero, 2017

COMPLEMENTOS CON CARA. Tendencias Complementos SS 2017

COMPLEMENTOS CON CARA. Tendencias SS 2017.


Lo sé soy una adelantada a mi tiempo, y es que hace casi un año os hablé del curioso caso del pendiente con cara que dos grandes del street style habían llevado en la PFW de marzo de 2016, -Natasha Goldebberg y Anya Ziouronova- y que yo veía como posible tendencia para el verano pasado.
No fue para tanto, y eso que las tiendas sacaron adaptaciones muy libres de complementos con cara.

Harper's Bazaar
Paris fashion week, marzo 2016

Vogue
Céline, crucero 2016

No se me fue la mosca de detrás de la oreja, y más cuando este verano pasado SS 2016 vi en Net-a-Porter una línea de bisutería con una cara de Etro -que en realidad era de la temporada Pre-fall-.

Net-a-Porter
Etro, 360 €

Vogue
Etro, Pre-fall 2016

Si nos fijamos los pendientes que lleva la modelo son caras

Vogue
Etro, Pre-fall 2016
Detalle de los zapatos con cara

Siendo sinceras en el street style que llevamos de año no han aparecido conspicuas con bisutería simulando caras, también es cierto que la mayoría lleva tanta ropa que si la llevasen no se vería.
De todas formas lo que me ha sorprendido han sido unos pendientes de Mango, que me han recordado sospechosamente a los de Celine y a los de Etro -sin ser clon de ninguno de los dos, el que sean una cara me tiene mosqueada-.
He rastreado en Net-a-Porter por si encontraba más bisutería con forma de cara, el vacío más absoluto en la sección de bisutería, pero sí había joyería -que a nadie le asusten los precios, se supone que son joyas de las buenas-. No contenta con un botín tan pinguo he seguido husmeando, pero en My Theresa no había ni una pieza de este estilo.
Revisando por encima algunos desfiles no he hallado nada que se asemeje a las caras de Etro o Céline, pero como los diseñadores son tan pillines, y hay tanta colección -que si Crucero, que si Pre-fall, que si esto, que si aquello-, igual hay algo escondido que no he encontrado.



1.-Sarah & Sebastian pendiente “face” de oro 14 K, vía Net-a-Porter 232€
2.-Sarah & Sebastian anillo “face” de oro 14 K, vía Net-a-Porter 365€
3.- Alison Lou pulsera “celebration” oro 14K, vía Net-a-Porter 925 €
4.- Delfina Delettrez anillo oro 18K con peridoto y rubí, vía Net-a-Porter 1.800 €
5.-Alison Lou set de 4 anillos Hasbro oro 14K con diamantes y esmeraldas, vía Net-a-Porter 2.454 €
6.- Sarah & Sebastian pendiente largo “face” de oro de 14K, vía Net-a-Porter 406 €


Yo os pongo sobre la pista, es posible que no sea nada, y es posible que se convierta en una tendencia, ya sabéis que muchas tendencias no siempre saltan de las pasarelas a las tiendas el mismo año que aparecen en las cabecitas de los diseñadores.


1.- Pendientes cara, Mango 7,99 €
2.- Pendientes cara dorados, Mango 9,99 €
3.- Collar combinado eslabones, Mango 15,99 €
4.- Pendintes largos ojos boca, Uterqüe 49 €


En las tiendas de a pie de calle en las que he buscado, 12 que he visitado, solo Mango y Uterqüe se han lanzado a copiar caras picasianas, el resto se abstienen de algo tan raro.

Os seguiré informando.

Actualización 20 feb 2017: Acabo de leer un artículo sobre una diseñadora de joyas brasileña, Paola Vilas, con una colección llena de caras y cuerpos que se asemejan mucho a los pendientes de Mango, un estilo boceto, ¿habrán clonado a esta artista?

Paola Vilas





15 febrero, 2017

LA CONDESA COLECCIÓN URO. CRÓNICA DEL DESFILE FW 2017-2018

DESFILE DE LA CONDESA FW 2017-2018, COLECCIÓN URO.


Me llenó de orgullo y satisfacción -como a nuestro rey emérito en cada Navidad- que el equipo de La Condesa contase conmigo para que asistiese a la puesta de largo de su nueva colección para el otoño/invierno 2017-2018.
Es increíble que teniendo entre las filas de su armada representantes tan ilustres como Bebe, Ruth Lorenzo, Nieves Álvarez, y la mismísima Leandra Medine de Man Repeller, sigan haciéndome partícipe de sus pasarelas. Soy consciente de que mi blog es muy pequeño, no muevo masas, así que asomarme al mundo de las conspicuas siempre me ilusiona mucho. Quiero agradecer al equipo, y a la propia Marina que sigan contando conmigo a pesar de ser un blog de minorías.

La Condesa
Desfile URO, Teatro Lara feb 2017

Por desgracia en esta edición no pude asistir, y estuve todo el lunes 13 de febrero pensando en lo que estaría haciendo en cada momento si hubiese ido al desfile “ahora estaría en Typographia en la Plaza Canalejas comprándome unas camisetas”, “Ahora estaría comiendo en Don Zoko en la calle Echegaray”, “ahora iría a la exposición de Chema Madoz en Conde Duque, o en la de Philippe Halsman en Caixa-Forum”, “Ahora estaría en el Teatro Lara esperando a que empezase el desfile”.
Ains pero lo que no puede ser, no puede ser, y además es imposible.

Esta vez no podré hablaros del ambiente, de los modelitos que llevaban los asistentes -puedo imaginar que la mayoría irían con chaquetas de la marca, y algunos con prendas de la nueva colección París-Las Vegas-.
Hubiese sido emocionante estar en un teatro esperando un espectáculo de moda, ains se me eriza la piel de pensarlo.
Pese a no poder contaros el desfile tal y como yo los vivo, con sus chascarrillos y todo, sí puedo acercaros toda la información que me ha llegado sobre la inspiración y la puesta en escena de esta colección, todo gracias a la empresa de comunicaciones de La Condesa -Pinabrand-.

Comencemos con los antecedentes, el colorido desfile de París-Las Vegas, todo luz y color, con las modelos plagadas de flores pegadas por el cuerpo y la cara. Tal explosión de color y de imaginación dejan exhausto a cualquiera, y eso le pasó a nuestra querida diseñadora. Sin embargo Marina Conde supo enfocar el agotamiento que surgió de la colección París-Las Vegas en un nuevo reto, una colección algo más gótica y oscura, en contraposición a la anterior, pero igual de maravillosa. Así nació URO.



Los Uróboros, animal mitológico, son seres a veces representados por serpiente, a veces representados por un dragón que se devoran a sí mismos tragándose la cola y formando una figura circular. Este es el símbolo del renacimiento y de la naturaleza cíclica de todo.
Con esa idea del renacimiento en la mente se gestó URO, la combinación de los uróboros y el oro, color de la casa, tomando como hilo conductor la película de Francis Ford Coppola “Drácula de Bram Stocker”, 1992.


Boceto del vestido de novia de Lucy basado en vestidos renacentistas, Eiko Ishioka para la película Drácula de Francis Ford Coppola.


Para realizar los diseños se investigó la trayectoria de la diseñadora de vestuario Eiko Ishioka, responsable de la creación de la indumentaria de la película y ganadora de un Oscar por ello.
Eriko había tomado un color para cada personaje, por ejemplo Mina era representada por el color verde, reflejo de su juventud, frescura y su vínculo con la naturaleza, es más suave al principio y se torna casi negro al final, reflejando lo atormentado de su alma por los encuentros con Dracula.
Marina Conde utilizó la paleta con la que Eiko Ishioka identificó al personaje de Drácula, el blanco, el negro, el rojo y el oro, estos serían los colores que saltarían de diseño en diseño y le darían armonía a toda la colección.


Boceto de la armadura de Drácula, Eiko Ishioka para la película de Francis Ford Coppola, 1992

Eiko Ishioka también trabajó mucho las texturas que aparecían en el vestuario basadas en los animales principales de la película, el lobo -símbolo de muerte y descenso a los infiernos, pero también de guía de almas- y que en la colección URO se representa su pelaje a través del terciopelo.
El dragón -una de las traducciones del apellido Dracul, y bordado junto con el resto de animales en la túnica roja de Drácula del principio de la película- se traslada a los modelos de La Condesa mediante los bordados que dan suntuosidad y riqueza a la imagen de la colección.
La serpiente -que aparece en el vestuario ideado por Eiko en el vestido verde claro que Lucy lleva en la fiesta que da al principio de la película-, y el águila -presente en el film en los guantes del cochero que recoge a Jonathan en medio de la noche-. Todos estos animales son trasladados con tejidos, bordados, estampados y motivos heráldicos a la colección URO.

Boceto de Eiko Ishioka para la película.
Vestido con serpientes creado para el personaje de Lucy.
Escena del film donde aparece el vestido.

A estos tejidos más contundentes se les unen los tules que recuerdan la sensualidad que recorre la adaptación del Drácula de Francis Ford Coppola, unidos a hilos de metal, cordones de oro y piedras brillantes que nos transportan a la época del Londres victoriano, suntuoso y lleno de doble moral.

La Condesa
Desfile URO, Teatro Lara feb 2017

La Condesa
Desfile URO, Teatro Lara feb 2017


Esa imagen decadente fue la inspiración que tomaron para realizar el trabajo de peluquería y maquillaje. Al igual que en la película, el ambiente con el Teatro Lara, las luces y el maquillaje querían dar un aire maximalista y romántico, para ello recurrieron al oro en pelo y cara, piedras preciosas en las largas uñas de las modelos, y encaje en la cara. Los grandes tocados utilizados daban a las maniquís aspecto mitológico, entre bestias y humanas, fundiéndose con la estética de la película Drácula.

La Condesa
Desfile URO, Teatro Lara feb 2017

La Condesa
Desfile URO, Teatro Lara feb 2017


Con esta puesta en escena la música debía acompañar a la teatralidad de la colección, así que las canciones luminosas y rítmicas de París-Las Vegas fueron cambiadas por piezas más sombrías y contundentes, como el Carmina Burana, o el Réquiem de Mozart.
Como broche al desfile hubo una lluvia de pétalos de rosa cedidos por la marca Lancôme -encargada del maquillaje de las modelos-.

La Condesa
Desfile URO, Teatro Lara feb 2017


Yo estoy deseando poder ver todos los modelos que se presentaron, y ver por mí misma cómo ha trasladado una película tan mítica a su terreno.

Si queréis leer más crónicas del desfile os dejo con la que Rafael Muñoz ha hecho para las noticias de RTVE.

Uno de los posts más claros sobre el vestuario de Eiko Ishioka, os recomiendo el post Alicflor, moda y más.


14 febrero, 2017

BAFTA 2017. ALFOMBRA ROJA. Eso no se hace niña.

BAFTA 2017. RED CARPET. Eso no se hace niña.


Cada vez se me hace más raro leer las críticas de las alfombras rojas, y es que a unas actrices no se les pasa nada, mientras que otras por muy bien o por muy mal que vayan no las menciona casi nadie. Y si vas a las revistas de moda, que se supone que deberían tener más ojo que nadie para detectar las mejor vestidas y que nos fijemos en los detalles que hacen ese vestido sublime -ya no digo que te hagan la lista de peor vestidas que eso puede granjearte enemistades no necesarias-, pues nada, si aparecen los diseñadores de los modelos ya aparece suficiente información en el resumen de la entrega de premios de turno.

Daily Mail
Circ du Soleil en los BAFTA 2017

Este año me ha sorprendido mucho que mientras que a Amy Adams la ponían en las listas de peor vestidas, sin que me especificasen demasiado bien por qué, simplemente decían que la espalda desmerecía el modelo, otra actriz, Taylor Hill con un vestido de características muy parecidas no era mencionada, ni para bien ni para mal.

Vogue 
Amy Adams vestida de Tom Ford, BAFTA febrero 2017

Por delante este vestido no se adapta demasiado a sus curvas y le hace una silueta rectángulo, puede que acoplando un poco el vestido en la cintura hubiese resultado más espectacular de frente.
Tendencias Amy Adams vestida de Tom Ford, BAFTA febrero 2017

Daily Mail 
Taylor Hill, BAFTA febrero 2017

Vogue 
Taylor Hill, BAFTA febrero 2017

La actriz Daisy Ridley vestida de Roland Mouret, que ponían algunos medios entre las peor vestidas, se debía a que para llegar a la ceremonia iba con una bomber a juego con su vestido. Vamos a ver, si no te metes con el abrigo con abalorios de Viola Davis, o la capa de Emma Stone, y simplemente juzgas el vestido con el que posa en el photocall, a ver ¿a qué santos te metes con la bomber de Daisy al llegar a la ceremonia?

Vogue 
Daisy Ridley vestida de Roland Mouret, BAFTA febrero 2017

Vogue 
Daisy Ridley vestida de Roland Mouret, BAFTA febrero 2017

Daily Mail 
Viola Davis vestida de Jenny Packham, BAFTA febrero 2017

Vogue 
Viola Davis vestida de Jenny Packham, BAFTA febrero 2017

Daily Mail
Emma Stone vestida de Chanel, BAFTA febrero 2017


Siendo sinceras, horrores no es que haya visto muchos en esta edición de los BAFTA, algún estampado que no me ha gustado mucho, sin embargo eso puede deberse a mis gustos personales, evaluando la silueta de la actriz, y cómo se veía de favorecida al final no iban mal. Tal vez se deba a que hoy estoy de buen humor y mis glándulas segrega-veneno están poco activas ¿quién sabe?

En esta edición de los BAFTA no hay sección de hombres, todos iban dentro de los cánones establecidos, con los pantalones bien cortados, y sin tallas demasiado grandes, así que no hay nada que criticar en esa sección. Lo que digo, ellos lo tienen infinitamente más fácil para acertar.


Cuestion de silueta.


Hay veces que el vestido es precioso, y aún así no le sienta bien a la que lo lleva, eso mismo ha pasado en los BAFTA con las siguientes asistentes.


La Duquesa de Cambrige de Alexander McQueen.


Considerada casi siempre como una de las mejor vestidas, y esta vez no iba a ser menos. A mí el vestido me parece muy bonito, no es que yo sea mucho de flores, pero el vestido es precioso. Todo muy perfecto, sin embargo no sé si alguien se ha dado cuenta de que la silueta de Kate Middelton es de triángulo invertido, puede que no muy exagerado, pero, al fin y al cabo, un triángulo invertido y ese escote bañera no es la mejor opción, yo veo que sus caderas quedan descompensadas al compararlas con los hombros, nada demasiado llamativo, todo hay que decirlo.
Incluso a las que van bien vestidas se les puede sacar algún defectillo si nos lo proponemos, aquí está la prueba.

Dayly Mail
La duquesa de Cambrige vestida de Alxander McQueen, BAFTA febrero 2017


Naomie Harris de Gucci.


La industria de la moda, y la del cine, están rendidos ante los diseños de Gucci, y en toda alfombra roja que se precie aparece una actriz con un vestido de la marca. Yo sinceramente hay algunos modelos que me parece que no favorecen mucho, como este que lleva Naomie. Vamos a ver, tanto punto de atención en la parte de arriba, que si volantes en los hombros, que si escote de vértigo, que si flores en la cintura que si peplum, lo veo todo muy concentrado y me da la sensación de que acorta mucho su talle, como si su cintura estuviese muy alta.
A ver, que la chica va mona, pero vamos yo no lanzaría salvas en honor al vestido.

Vogue Naomie Harris vestida de Gucci, BAFTA febrero 2017


Meryl Streep de Givenchy.


Mira que lo de ir con pantalones a las entregas de premios se está volviendo una plaga. Yo lo veo cómodo, y por lo menos más calentito que ir con un vestido de gasa sin mangas, sin embargo igual que con los hombres me meto con el largo del pantalón, aquí tengo que ser justa y hacer lo mismo.
Puede que sea manía mía, pero siempre he visto más elegante cuando los pantalones anchos tapan el zapato, y esta vez Meryl Streep se ha quedado a mitad. Yo no lo veo, es como si hubieses cogido el bajo de los pantalones probándotelos con otros zapatos, y al ponerte las plataformas te das cuenta que se ven y no hay tiempo de rectificar el largo.
Se podía pasar por alto, no es un fallo muy garrafal, sin embargo el abrigo que lleva parece que le viene grande, las hombreras no encajan bien con sus hombros y el largo de las mangas también es excesivo. Es cierto que a mí para unos premios me gustan las mangas algo más estrechas, aunque eso son preferencias personales.

Vogue Meryl Steep vestida de Givenchy, BAFTA febrero 2017


No es que vaya hecha un cuadro, no nos vamos a engañar, sin embargo ha tenido estilismos más favorecedores. Yo os recomendaría que en casa tengáis cuidado con los pantalones anchos y su largo, cuidado al cambiar de calzado que podemos hacer un estropicio. Con respecto a los abrigos y chaquetas, mejor de nuestra talla, y si no nos vemos favorecidas no se compra por muy mono que le quede al maniquí, comprar una talla más puede hacernos un flaco favor.


Tanya Burr


Yo sigo sin ver eso de llevar la cara tan con aspecto de “sin maquillar”, que a saber cuánto tiempo se tiran para parecer que van así, como a comprar el pan. De todas formas han tenido el buen gusto de utilizar tonos rosados y así Tanya tiene un aspecto saludable.
El vestido es bonito, un buen escote con un volante que llama la atención, sin embargo hay un detalle que para mi gusto sobra, y son esos pliegues que van de la cadera a la cintura. Qué queréis que os diga, a mí no me convencen, el vestido sin ese detalle me hubiese parecido mucho más maravilloso. Bueno puestos a ser puntillosos, el largo de las mangas es un poco excesivo, yo las hubiese acortado 4 centímetros para que viésemos las manos -que igual en un estilismo informal puede quedar muy bien eso de llevar las mangas extra-largas, pero en una alfombra roja no lo veo-.

Vogue TAnya Burr, BAFTA febrero 2017


No, no, y mil veces no.


Es curioso que en esta alfombra roja no haya visto grandes patinazos. No os penséis que las actrices que no salen aquí van todas impolutas, no, aunque no hay grandes desastres. Simplemente hay uno que no sé cómo mirar.


Heloiïse Latissier de Lanvin.


Mira querida Héloïse, ir con un conjunto entero de pasarela está muy bien, un poco Anna dello Russo, pero si tú vas a gusto todo perfecto, sin embargo hay algunos puntos que podrías mejorar.

Los zapatos ¿eran necesarios los zapatos de Frank Monster? Yo no digo que me lleves 12 cm de tacón, que si quieres puedes ir con unos mules de Gucci, que eso puede quedar muy conspicuo, pero ¿esos zapatones de pseudo-rockabilly? Uff me parecen completamente innecesarios.

El largo del pantalón. Puede que sea el correcto, pero con esos zapatones se crean bolsas y parece que vas a limpiar la alfombra roja con ellos, cosa que no pasará porque en realidad no arrastran.

La blusa queda muy bien en el desfile, aunque lo que queda bien en desfile no tiene por qué favorecer en una alfombra roja. Con esta camisa sí que podría barrer la casa. Pero no nos quedemos solo en el largo, que sea más un vestido camisero desabrochado que una camisa tampoco ayuda mucho. Yo con un crop top lo hubiese visto bien, le hubiese dado un punto sexy, se insinuaría sin enseñar nada, y sentaría mejor que lo que se ha puesto.

El peinado y el maquillaje. Uy esto es un capítulo aparte, yo me ponía el pelo así cuando estudiaba en la biblioteca de la universidad y el pelo no me daba para una coleta, vamos que casi que lo preferiría suelto a ese semi-recogido de estudiante.
El espejismo de no llevar maquillaje tampoco ayuda mucho a que la actriz se vea favorecida.
Recordad en casa, mejor clásica y aburrida que parecer que vas con el pijama de rayas bajo el camisón de dormir.

Vogue Héloïse Latissier vestida de Lanvin, BAFTA febrero 2017


La semana que viene las mejor vestidas de todo este mes de febrero ¿podréis esperar hasta entonces?



09 febrero, 2017

Copiando el estlo de SARAH RUTSON EN LA NEW YORK FASHION WEEK DE SEPTIEMBRE DE 2016

Copiando el estilo de ... SARAH RUTSON EN LA NYFW, SEPTIEMPRE 2016.

¿Quién es esta mujer? Bueno inglesa de nacimiento, es posible que nadie sepa con exactitud su edad. Hasta ahora era la responsable de compras de Net-a-Porter desde 2014, y mira por donde acaba de saberse que deja ese puesto, lo anunciaran oficialmente mañana. Anteriormente trabajaba como responsable de compras en una cadena de grandes almacenes asiáticos Lane Crawford -ni idea, es la primera vez que los oigo-.
Es posible que si rastreáis en los street style de las semanas de la moda del mundo mundial os suene su cara, sale muy a menudo.

Harper's Bazaar
New york fashion week, sept 2016


Ya sé que este estilismo no es muy apropiado para estas fechas, aún hace frío, pero es que estoy harta de tanto abrigo, guantes, y de no tener ganas más que de estar al lado de una fuente de calor.
Para poder soportar el gris invierno que nos queda por vivir he decidido que hoy, en el blog, será primavera casi verano.
Además es un buen ejercicio para sacar las lentejuelas que tenemos olvidadas por casa y dejarlas pasear a la luz del día. Simplemente necesitamos nuestra falda de lentejuelas, una camisa oversize de las de diario, y unos tacones. Reciclando ropa nocturna.

Camisa fluida bolsillos, Mango 19,99 € -disponible de la XS a la XL-
Colgante perla, Mango 12,99 €
Falda lentejuelas, Uteqüe 99 € -disponible desde la XS hasta la XL-
Tacones terciopelo, Zara 39,95 €

Ahora en invierno nos ponemos unas botas altas negras, y un buen abrigo y todo solucionado


La falda que utilizo para el post es un clon de Tibi, de la colección SS 2016. Yo le veo muchas posibilidades, eso sí, por muy negra que sea las lentejuelas hacen que llame la atención.

Vogue
Desfile Tibi, SS 2016




¿Os atrevéis? Yo estoy deseando que llegue a rebajas ;P


08 febrero, 2017

Clon fashion. GUCCI vs. MINUETO. Estoy que lo clono todo

Clon fashion. GUCCI vs. MINUETO. Estoy que lo clono todo.


Estamos de enhorabuena, si a alguien en la sala le gusta el Gucci de Alessandro Michele se va a poner las botas.
Comencemos por el principio, y es que desde que Alessandro está en Gucci no hay rebajas en la marca, con esto quiero decir que por ejemplo en Net-a-Porter no ponen las prendas de Gucci en la sección de rebajas aunque se acabe el mundo, el hecho es que tienen ropa de la temporada Crucero 2016 con el precio completo, y ya os digo que barata no es.
En My Theresa pasa igual, ni rastro de prendas de Gucci rebajadas -que igual las ha habido, pero mis ojos no las han visto-.

Vogue
Desfile Gucci, FW 2016-2017

Con esa perspectiva el que hagan un clon es como agua de mayo, a todos les sienta bien.
A ver yo reconozco que el muchacho lo está haciendo bien, y sus diseños son coloridos, originales, y hay muchas cosas que apetece llevar, sin embargo hay veces que me pregunto ¿qué es real y qué espejismo? Y es que su antecesora también era alabada por sus diseños, y cuando se fue de la marca, de repente, parecía que su trabajo no era tan espectacular como parecía en temporadas pasadas. Ahora todo el mundo alaba a Alessandro Michele, pero ¿le gusta a todo el mundo porque es bueno o porque la élite de esto de lo fashion lo ha dicho? De todos modos está en la cresta de la ola, y sus diseños son admirados y llevados por la flor y nata.

Vogue
Desfile Gucci, SS 2016

Gracias a Minueto podemos llevar un poquito del Gucci que está triunfando por los bolsillos pudientes, y por el que suspiran el resto de bolsillos.

¿Preparadas para el banquete?


Trampantojos con lentejuelas de Gucci.


Nadie como nuestro amigo Alessandro -a este paso le desgasto el nombre en este post- para imitar los vestidos de los dibujos animados, o por lo menos eso es lo que he pensado desde la primera vez que vi los diseños de falsos volantes, cinturones y cintas varias que me recuerdan a Olivia, o a Minie.
Minueto ha trasladado esos volantes a sudaderas, jersey y vestidos. No son clones descarados, pero que bajen los dioses y vean si aquí no se desprende tufillo a Gucci por todas partes.


Salma Hayek con un Gucci de Alessandro Michelle
Riley dress temporada SS 2017, Minueto 89,90 €



Vestido Gucci temporada SS 2016
Annabelle dress temporada SS 2017, Minueto 89,90 €



Blusa Gucci temporada SS 2016, vía Net-a-Porter 1.980€
Great swetShirt temporada SS 2017, Minueto 49,90 €

Además esos pantalones cortos también están inspirados en prendas de Gucci


Capa Gucci temporada FW 2016-217, vía Net-a-Porter 2.500€
Cool Silor t-Shirt temporada SS 2017, Minueto 39,90 €

Vogue
Desfile de Gucci, SS 2016



Vestido con lazada y volantes verticales.


Un vestido sin demasiados riesgos, que puede sentar muy bien a distintas figuras. El clon solo difiere en el color y los largos, las mangas y la falda son ligeramente más cortos, evidentemente las calidades no creo que sean las mismas, pero en eso no entraremos.

Vestido Gucci temporada Crucero 2016, vía Net-a-Porter 5.980€
Kalea Dress temporada SS 2017, Minueto 129,90 €

Vogue
Desfile de Gucci, Crucero 2016



Vestido de colores y volantes verticales.


Yo este vestido lo veo prácticamente igual, tal vez los colores por detrás cambien, no he visto el original de espaldas, aunque yo veo una inspiración más que sospechosa ¿no os parece? El largo es más corto en el de Minueto, y eso hace que aún sea más juvenil.

Vestido Gucci temporada Crucero 2016
Gelato dress temporada SS 2017, Minueto 104,90 €

Tom + Lorenzo
Apertura de la noche de moda del Thérèse Raquin en Broadway 


Por esta semana ya hay bastantes clones, a la próxima más.


07 febrero, 2017

GOYA 2017. ALFOMBRA ROJA. Eso no se hace niña.

GOYA 2017 ALFOMBRA ROJA. Eso no se hace niña, los errores que no debemos cometer.


Esto de las alfombras rojas es cansado, muy cansado, y eso que no hemos llegado ni a la mitad, faltan los BAFTA, los Oscar, y en medio un montón de galas intermedias y premios varios. ¿Cuánto tiempo antes estarán preparando los looks de estos premios? Porque digo yo que con tanta alfombra roja tendrás que tener la hora de la peluquería, del maquillador, el vestido, la joyería -que aquí no valen los brillantes de imitación-, y claro eso se multiplica por todos los premios que hay alrededor, es decir que si te nominan al Oscar tienes los Golden Globes, los premios del sindicato de actores, el almuerzo de los nominados, fiestas posteriores a los Oscar, y demás fiestas y saraos, en todos ellos hay prensa y como nominado vas a ser fotografiado, así que hay que dar el Do de pecho. Me canso solo de pensarlo, es normal que fallen en algún momento de la carrera de alfombras rojas.



De todas formas aquí estamos para analizar los fallos y no cometerlos en casa, y para colmo es mucho más divertido que hablar de lo maravillosas que van las que han acertado con el estilismo.
Comencemos a destilar veneno.


Los hombres en la alfombra roja.


Ya lo decía en otro post, es relativamente fácil ir bien vestido si eres hombre, no se te pide mucha innovación, y con que lleves pajarita, ya sea con chaqueta de esmoquin o de traje, y te hayan cogido bien la medida del pantalón y no pongas demasiada cara de estreñido lo tienes todo conseguido. Si bien es cierto que un poco de riesgo se agradece, una chaqueta blanca, una pajarita original, unos zapatos poco convencionales, aunque eso hace que te arriesgues a ser puesto a caer de un burro, sin embargo se agradece.


Smoda
Ricardo Gómez vestido de DSquared2, Goya 2017


De todas formas, mi gran obsesión con los hombres es el largo del pantalón, que digo yo que irán a un sastre, y que se probarán el esmoquin con los zapatos que llevarán en la gala como cualquier hijo de vecino. Entonces no entiendo que haya tanto hombre con pantalones con bolsas. Hombres del mundo, sastres del universo, esos bajos de pantalón por los dioses, no me los dejéis tan largos que desmerecen el resto del estilismo.



El largo del pantalon. Pedro Almodovar y Antonio Velazquez.


No me voy a meter con Pedro Almodovar por eso de ir todo de negro como una cucaracha, vamos a darlo como válido, y creo que tampoco lleva ni corbata ni pajarita, venga se lo pasamos porque es Pedro. No hablaré de esos zapatos, no voy a ponerme quisquillosa, que eso está mal y esto es el principio del post. Lo que no aguanto son esa bolsas en los pantalones ¿eran necesarias? ¿De verdad? Que es tan fácil como subir el bajo del pantalón tres centímetros, venga que eso te lo hace el sastre en un periquete, no tienes ni que hacerlo tú.
Es algo que no entiendo, vas a unos premios, y no son tus primeros premios ¿por qué tus pantalones parece que son del primer traje chaqueta que te compraste a los 18 años? Penélope haznos a todos un favor y asesora a Pedro para que vaya con el fit -que ahora lo de llevar el bajo del pantalón bien se le llama así- correctamente.

Smoda
Pedro Almodovar, Goya 2017


No sé si hablar del brocado brillantoso del traje, que eso parece un novio mal asesorado -no sé por qué hay tanto novio con trajes con tejidos brillantes- que un tejido así en la chaqueta puede quedar bien, pero en todo el traje ya me parece excederse, vayamos paso por paso que nuestras retinas no están preparadas.
De todas formas todo palidece si lo comparas con esas bolsas. Ains por los dioses regla de oro, pantalón semi-estrecho no puede tapar el zapato, que hace bolsas, pantalón ancho puede tapar el zapato, que eso es lógica Newtoniana.

Smoda
Antonio Velazquez, Goya 2017



La actitud y la silueta de Daniel Guzman.


La idea de Antonio Guzman de ir con una chaqueta blanca, o de otro color, me parece perfecta, Paco León también la utilizó e iba muy favorecido, sin embargo la postura de Paco era muy distinta de la de Daniel.
Concentremonos, espalda recta, cabeza alta y hombros atrás, y por los dioses quita esa cara de susto.


Smoda
Daniel Guzman, Goya 2017


Además de ese apunte hay otro punto a tener en cuenta, tu silueta, vamos a ver si tu figura es de triángulo invertidos, más hombros que caderas, el ponerte una chaqueta blanca y unos pantalones negros hará que tu parte superior parezca aún más ancha, si además no eres demasiado alto eso aumentará la sensación visual de que tus piernecitas son aún más endebles. No es una buena táctica para salir victorioso en el Photocall.

Smoda
Paco León vestido de DSquered2, Goya 2017


Cuestion de medidas Manuel Burque.


Ains ese pañuelo a lo dandy y esa barba no se llevan bien. Es así de cruel, la cara del pobre Manuel parecer intentar salir entre en pañuelo y la barba. Yo no soy ninguna experta en barbas, sin embargo si llevas una, y la tuya es cerrada y poblada cual bosque de Canadá, yo evitaría ponerme un pañuelo que me dejase sin cuello, deja respirar a la zona que ya tienes un punto de atención con la barba pelirroja, deja el pañuelo para otra ocasión.
Por cierto que a algunos hombres un poco de rimel para agrandar los ojos tampoco les vendría mal ¿no es cierto?

Smoda
Manuel Burque, Goya 2017



Chapa y pintura, el maquillaje de las estrellas.


De verdad que yo entiendo que un maquillaje natural es algo muy difícil de conseguir, y que puede quedar muy bien, pero ¿hace falta que en los photocalls parezcan apariciones marianas? Es que esos labios color carne, que hay veces que ni se distinguen del resto de la cara, esas sombras de ojos marrones que muchas actrices parecen algo enfermas... Mira que yo no soy muy amante del rosa, pero en el maquillaje hay veces que unos colores más saludables quedan mucho mejor.


Maria Leon de Juanjo Oliva.


No me voy a meter con las plumas del vestido, aunque yo le hubiese puesto un cinturón para que se notase que debajo hay una cintura. No me meteré con los zapatos, que por otra parte a mí me encantan, pero no en este estilismo, yo hubiese apostado por unas sandalias que dejasen ver más el pie y alargasen las piernas. Ains María, ese pelo, ese maquillaje....
Vamos a ver, visto de frente da la sensación que te has levantado de la cama, te has puesto el pelo a un lado de un manotazo y has salido a la calle. Por supuesto eso no es lo que ha pasado, en el lateral tiene una trenza deshecha que hace que parezca que lleva un look parecido a Alice Dellal -esa modelo con un trozo de cabeza rapada que fue la musa de Karl Lagerfeld durante un tiempo-, cuidado que esta observación no es aportación mía es de Josie, pero después de recapacitar hay que decir que tiene más razón que un santo. Entre el peinado y ese maquillaje que hace que su cara no brille, pues María no es tu mejor noche.
Ojo-cuidado puede que visto con otra luz el maquillaje pareciese más fresco, pero en las fotografías que he visto resulta muy apagado.

Smoda
María León de Jaunjo Oliva, Goya 2017



Leonor Watling de Alberta Ferretti.


Hay muchos medios que la ponen como de las mejor vestidas, y hay que reconocer que el vestido le sienta bien, y el collar es bonito y cuadra con el estilismo. Aunque todo se desmerece un poco con esos ojos -que me recuerdan demasiado al maquillaje de Laura Ponte, y que no le hace ningún favor a la belleza de ninguna de las dos-, y ese peinado de “tengo-un-mal-día-y-tiro-de-gomina”. Un poco de color en los labios, un colorete rosado y no marrón -manía tienen ahora de ponerlos marrones, con la cara de pocha que ponen-, y un peinado con un poco más de volumen, simplemente con eso hubiese estado espectacular, ains pero con ese peinado y ese maquillaje le pone cara de acelga a la pobre.

Smoda
Leonar Watling de Alberta Ferretti, Goya 2017


Bárbara Santacruz.


La idea es buena, un esmoquin blanco, con unas sandalias metalizadas. A ver, que a mí me gustan mucho los pantalones en la alfombra roja, pero este año ya empiezan a quemar un poco la tendencia del esmoquin, así que cuidado en próximas ediciones, yo solo advierto.
Evidentemente, yo hubiese cambiado las sandalias y el bolso por otros más vistosos, pero eso pueden ser manías mías, de todas formas el estilismo está bien, a mí me gusta.
Por otra parte no entiendo esos ojos de adolescente gótica. Vale que con un estilismo sobrio puedes ponerte unos buenos ojos ahumados, lo que no quiere decir que te quede bien circunscribir tus ojos con un agujero negro. Vamos yo no veo que vaya favorecida, pero claro, digo que Bárbara tendrá un estilista, y un maquillador que habrán pensado que iba estupenda, es posible que yo no tenga razón.

Smoda
Bárbara Satacruz, Goya 2017


El poder de los complementos.


Unos simples zapatos pueden hacer que un vestido no funcione. Es tan simple y tan complicado. No será ni la primera ni la última vez que lo veamos.



Hiba Abouk de Alaïa


Sigo pensando que esos maquillajes en colores tierra hacen flaco favor a las caras, sin embargo parece que son tendencia masiva en las alfombras rojas.
El vestido es bonito, le sienta bien a su figura, sin embargo para un largo por el tobillo es mejor llevar sandalias, los salones en este caso quedan raros, es posible que sea porque el vestido debería llegar un poco más arriba, que se viese el tobillo, para que el salón luciese bien, este no es el caso, así que una opción mejor hubiesen sido unas sandalias, tan simple como eso.

Smoda
Hiba Abouk vestida de Alïa, Goya 2017


Macarena Gozalez de Paul Ka.


Parece ser que su estilista sigue siendo Gala González que acertó de pleno con el estilismo de los Goya 2013, con un vestido rojo y como única joya el reloj Serpenti de 7 vueltas de Bulgari, sin embargo en esta ocasión, pese a que el vestido le sienta bien, se adapta a su figura de triángulo invertido, no la veo favorecida.
Hay mucha gente que dice que ese color mostaza apagado, o curry para otros, no le sienta bien a su piel, yo sigo viendo que es el maquillaje y la coleta los que no hacen justicia, los que apagan su rostro.
Lo que no veo que encaje de ninguna de las maneras es ese salón negro. Hay millones de zapatos y zapateros, y te pones unos zapatos de ante negros con poco tacón, ufff yo veo esa combinación muy floja. Si quieres llevar poco tacón muy bien, pero que tengan algo de gracia.

Smoda
Macarena García vestida de Paul Ka, Goya 2017



Algo me chirria y no se que es.


Lo dicho, hay veces que se supone que el vestido debería funcionar, sin embargo no lo hace. Puede que sea el maquillaje, que hay un volantito de más, que la luz no es la adecuada, pero sufres una descarga cuando lo ves que te dice que no te gusta.


Candela Peña de Juan Pedro Gomez


Otro traje chaqueta blanco, me siguen pareciendo una buena idea, ya poco original, pero muy buena idea. Sin embargo hay algo que no me acaba de convencer, creo que es el bajo del pantalón, con unos centímetros más hubiese hecho su pierna más larga y estilizada, pero no es eso exactamente.
¿Será el peinado? ¿Será el maquillaje? El maquillaje lo veo mejor que el de otras por lo menos no tiene cara de haber dormido poco, puede que sea el flequillo, o la pose. No estoy muy segura ¿qué pensáis vosotras?

Smoda
Candela Peña vestida de  Juan Pedro Gómez, Goya 2017



A medias bien a medias mal.


Estilismos que fallan solo en parte. Una falda demasiado exagerada, un escote que no favorece... Pues eso la mitad bien y la otra mejorable.


Macarena Gomez de Alberta Ferretti.


Otra actriz que ha aparecido en las dos listas, la de mejor vestida y la de peor vestida. Vamos a ver no va tan espectacular como en los Goya de 2014 con el Lorenzo Caprile de lentejuelas verdes y esa estola de pelo, no es que vaya mal del todo, sin embargo yo creo que esa falda sobra. Vamos a ver que ya tienes una parte superior con transparencias, y llena de bordados, si además le pones una falda llena de volantes tipo abanico con brillitos, eso ya es demasiado para la retina, una falda más sencilla creo que hubiese sido un acierto.

Smoda
Macarena Gómez vestida de Alberta Ferretti, Goya 2017


Por cierto sigo pensando que esos maquillajes hacen que parezcan cansadas y un poco enfermas, que vuelvan los labios rojos o los coloretes rosas que hacen que parezcamos frescas y con cara de salud.



Silvia Alonso de Teresa Helbig.


Dicen por ahí que lo que le falla a este vestido es el color, bueno yo no lo veo tan mal, hay otros casos en los que sentaba peor y han puesto a la actriz como mejor vestida, tenemos el ejemplo de Rooney Mara en los Golden Globe de 2016.
Desde mi punto de vista yo creo que sobran las mangas, ese vestido acabando con el último volante que llega al cuello y sin esas mangas lo hubiese visto mucho más favorecedor.

Smoda
Silvia Alonso vestida de Teresa Helbig, Goya 2017



Natalia Molina de Stella McCartney.


No sabía muy bien dónde ubicar a Natalia, no estoy muy segura de si es el color lo que no funciona, o es que parece que lleva un sujetador abuelil.
Al final he decido que va en “mitad bien, mitad mal” simplemente porque el vestido se adapta a su silueta, la falda es sobria y el punto de atención está en el escote, el maquillaje muy marrón para mi gusto, pero va guapa.
Ains son esas cazuelas, no las veo, me recuerdan a las camisetas interiores que llevaba mi madre cuando yo era pequeña, o a los sujetadores color carne que hacen algunas marcas y que son la cosa más antiestética que hay.
Yo el vestido lo vería mejor si las medias lunas forradas subiesen hasta arriba y se hubiesen ahorrado el momento trampantojo del sujetador.


Smoda
Natalia Molina vestida de Stella McCartney, Goya 2017




El escote de mi vestido.


Vestidos bonitos, pero con escotes que no favorecen a sus portadoras, no lo repitamos en casa.


Natalia Sanchez.


El patrón le sienta muy bien a Natalia, pero ya lo he dicho alguna vez, hay escotes, o aberturas que es para mujeres con el pecho pequeño, este es uno de esos casos.
El vestido sin la abertura hubiese sido bonito, le sienta bien, el peinado es bonito, Natalia se ve favorecida con el maquillaje, sin embargo esa abertura no es para ella.

Smoda
Natalia Sánchez, Goya 2017


Lo que quiero decir es que una mujer de la estructura de Leticia Dolera hubiese lucido mejor ese vestido, lo podemos ver en el propio vestido de Alicia Rueda Costura que lleva Leticia que le sienta a la perfección. En el caso de que Leticia tuviese más curvas es posible que no quedase tan elegante, y es que dejaría de insinuar a enseñar.

Smoda
Leticia Dolera vestida de Alicia Rueda Costura, Goya 2017



No, no, y mil veces no.


Simplemente hay estilismos que no hay nada que salvar, tan crudo y tan real.


Cristina Rodriguez de Atelier Emilio Salinas.


¿De verdad este estilismo va en serio? A ver eres una de las estilistas más mediáticas que hay ahora por el programa Cámbiame. Yo entiendo que te guste vestir extravagante, que la sencillez para ti no exista, pero ¿de verdad que no había nada extravagante y glamouroso a la vez?

Smoda
Cristina Rodríguez vestida de Atelier Emilio Salinas, Goya 2017



Yo es que simplemente no lo veo, es como los transformistas que salen en Victor o Victoria, que van mitad de hombres y mitad de mujeres, pues eso, mitad de princesa Disney, y mitad de sábado discotequero.
No me quiero meter con el moño tamaño Empire State que si no me reencarnaré en lombriz come-tierra.



Ruth Gabriel de Ruben Hernandez Costura.


¿Por dónde empiezo? No sé si Ruth estará embarazada, pero con este vestido lo parece. La combinación de colores, ese escote, es que le tira decenios encima. Mira que el año pasado en los Goya iba la mar de mona, ¿por qué te me has desviado del buen camino?


Gtres
Ruth Gabriel vestida de  Rubén Hernández Costura, Goya 2017



La edad no es excusa.


No sé muy bien si la edad es el motivo por el cual estas actrices que tienen tipazo y que yo las veo estupendas van hechas un cuadro. A ver personas, el cumplir años no es óbice para no ir perfectas, ejemplos de sexagenarias y septuagenarias que van estupendas hay unos cuantos, así que con cuarenta no te digo lo fantástica que puedes ir.


Emma Suarez de Lorenzo Caprile.


Sigo sin entender los estilismos que me lleva, vamos a ver que se puede ir perfecta sin parecer que tienes 20 años más. No digo yo que enseñes carnes que no quieras, pero chica cambia de peinado, ponte un vestido que te realce.
Vuelven a acusar al pobre color del fallo de Emma, yo no es el color, es todo. Que yo entiendo que quieras llevar manga larga, pues perfecto, prueba con un Gucci y unas sandalias de Alaïa, que quieres arriesgar más un Elie Saab con la espalda al aire y las mismas sandalias de Alaïa. Que yo en un momentito te hago unos cuantos estilismos, venga no nos vuelvas a dar estos sustos que no son buenos para el corazón.

Smoda
Emma Suarez vestida de Lorenzo Caprile, Goya 2017

Vestido con la espada descubierta, Elie Saab vía Net-a-Porter
Sandalias Alaïa, vía Net-a-Porter

Aitana Sanchez Gijon de Basaldua.


No cabe en mi cabeza este vestido, podría haberlo puesto en “mitad bien, mitad mal”, la falda le sienta bien, un poco larga como diría mi madre, pero bueno está bien. Ains pero ese fajín, ese escote, esas mangas jamón, ese plateado. Aitana, lo puedes hacer mejor, venta a ti también te preparo un estilismo exprés para tu próxima gala, un vestido de Zuhair Murad y unos salones con lazada de Gianvito Rossi e irías perfecta.

Smoda
Aitana Sánchez Gijón vestida de Basaldúa, Goya 2017

Vestido Zuhair Murad, vía Net-a-Porter
Zapatos Gianvito Rossi, vía Net-a-Porter


Kiti Manver.


El maquillaje me parece perfecto, unos labios rojos para animar, un peinado un poco raro, pero se puede aceptar. Lo que no me parece que favorezca nada es el dos piezas, con un vestido camisero del mismo estampado que la blusa, que se ajustase a la cintura un poco y con la falda que tapase los zapatos hubiese estado mucho mejor.
Kiti a la próxima vez me avisas y yo te asesoro.

Smoda
Kiki Manver, Goya 2017


Siento haber publicado tan tarde, me he planificado mal este post, y me ha costado una vida acabarlo, espero que me perdonéis.